Pinceladas de amor o la ausencia de lo vivido, por Alexandra Ignacia




Bajo un cielo estrellado
Cobijo mi mirada hacia lo desconocido preguntándome: ¿quién soy?, ¿qué quiero?, ¿a dónde voy? 
Deseando reencontrarme conmigo en este espacio vacío
Amparada, por un ser Divino   
Anhelosa escudriño esta triste y desolada mirada
Un destello de luz en lo alto
Acorazado fervientemente mi ser
TÚ y YO abrazados en un constante sentir expresando sigilosamente con ahínco nuestro existir       
Estampo celosamente nuestros variados recuerdos
Observo cercanamente tus retratos, ropa, perfumes, leves y precisas anotaciones
En fin, infinidades de recuerdos que provocan pena y dolor en mí
Hoy a nueve meses de tu insólita partida que cumples ya, “no puede ser", me digo:"por favor despiértenme de esta pesadilla voraz" 
A la distancia, pincelo tú rostro, tú mirada, todo tú ser difícil de imitar
AGRADECIDA de Dios por tú estadía, en este mundo, en la vida de nuestros hijos.

Para ti, Henry, con amor
Alexandra Ignacia


Comentarios

Entradas populares de este blog

Recordar sin dolor

El shock de la perdida