The adults are talking

Por estos días he estado leyendo detenidamente a John Bowlby, el padre de la teoría del apego.

Entre miles de postulados teóricos avalados por la investigación científica que nos dejó, me llamó la atención una idea en particular:

La crianza es un trabajo arduo, duro y complejo, que requiere de tiempo, sacrificio.

También señala que la crianza ideal es la que se desarrolla entre tres personas: dos que cuidan y una que es cuidada.

Algo que me gustaría agregar a esta idea es que, dependiendo de las condiciones sociales y materiales, la tarea de la crianza se desarrolla con matices.

Pienso en cuanto ha aportado esta idea de la crianza en la psicología y sus aplicaciones practicas en distintos contextos, pero también pienso en cuanto los psicólogos nos esmeramos, voluntaria o involuntariamente en imponer estos estándares y no mirar las distintas realidades en las que trabajamos.

Otra cosa muy significativa que señala Bowlby es la paradoja que se produce en las sociedades altamente industrializadas y neoliberales: los padres gastan mucho tiempo en la producción y poco en la crianza. 

Que verdad más grande y cuanto de esto podemos ver en una sociedad altamente capitalizada como la nuestra, donde el 70% de los trabajadores en Chile gana menos de $550.00 (Fuente: Fundación Sol) en una jornada laboral de 8 horas diarias (en el mejor de los casos) y considerando que el trayecto desde la casa al trabajo son dos horas, una de ida y otra de vuelta, también en el mejor de los casos.

Con este nivel de tragedia laboral, no podemos pensar que una familia “clase media” pueda ofrecer una crianza responsable y afectuosa. Con esta “calidad de vida” se sobrevive indignamente. Que rabia en verdad, como profesional, a veces me siento en una especie de espiral dando vueltas sin contar con un estado que garantice las condiciones mínimas de lo que yo en mi micro espacio profesional intento promover.

Otras veces, dependiendo de las herramientas con las que cuentan las familias, logro desarrollar en conjunto con padres y madres, avances en relación a estos problemas.

En esos casos, la satisfacción es enorme. Sin embargo, siempre estoy pensando en esto:

En lo difícil que es ser madre soltera y en los menos casos, padres solteros.

Pienso en lo complejo que es ganar el sueldo mínimo en Chile y ofrecer cuidados en tiempo y calidad para los hijos e hijas.

Pienso en lo difícil que es coordinar la emocionalidad en una familia para llevar adelante las crisis existenciales de los y las adolescentes.

Pienso en Chile, siempre en este infame gobierno y en sus antecesores.

Hasta que no cambien las condiciones políticas y económicas de nuestro país, bastante difícil será que, quienes son padres y madres, puedan desarrollar una crianza cuidadosa y de calidad, algo que el gran John Bowlby a mediados de los años 60 logró adelantadamente visualizar.



Familia campesina, también llamado De vuelta del bautizo, 1642, por Louis Le Nain, óleo sobre lienzo, 61 x 78 cm; Museo del Louvre, París.

"The adults are talking" es el nombre de una canción de la banda norteamericana "The Strokes"

Comentarios

Entradas populares de este blog

Recordar sin dolor

El shock de la perdida

Pinceladas de amor o la ausencia de lo vivido, por Alexandra Ignacia